Venta de marihuana.El colombiano con el negocio de venta legal de marihuana más grande de EE.UU.

El abogado Norton Arbeláez asegura que a través de la regulación de la marihuana hay más control para evitar el acceso.

En el marco del I Encuentro Internacional de Alternativas al Consumo de Sustancias Psicoactivas, la Secretaría de Salud le dio la bienvenida a Norton Arbeláez, abogado colombiano, que hizo parte del proceso de legalización del consumo recreativo de la marihuana e impulsó, desde su activismo, la reforma de la política de drogas en los Estados Unidos, convirtiéndose en uno de los empresarios más prominentes del negocio en Denver, Colorado.

Actualmente el negocio de Arbeláez es uno de los más grandes del Estado, su compañía cuenta con seis dispensarios y dos tiendas para la distribución del cannabis.

“Cultivamos el 100% del cannabis que vendemos”. El empresario colombiano afirma que la legalización de la marihuana es una de las herramientas más efectivas para la erradicación del narcotráfico y la violencia: “les estamos quitando ese negocio al mercado negro, ellos llevan 70 años trabajándolo y se han enriquecido a través del tráfico ilícito”.

A raíz de la legalización del consumo recreativo en Denver, Colorado, han ingresado al Estado ganancias superiores a los 1.2 millones de dólares con un mecanismo de venta máxima por consumidor de una onza, por valor de 200 dólares, estrategia que se utiliza para regular el consumo individual.

Arbeláez afirma que las leyes de Colorado han permitido que el negocio mantenga una base de legalidad e inherencia al narcotráfico: “hay un sistema de licencias muy estricto con el Estado de Colorado, los empresarios no pueden tener historial criminal, deben ser residentes del Estado y las autoridades hacen un rastreo de las finanzas para cerciorarse de que no exista ningún elemento criminal y narcotraficante en el negocio”.

Norton Arbeláez asegura que la política de prohibición del consumo ha fracasado en la guerra contra los carteles del narcotráfico y el consumo problemático de sustancias psicoactivas.

Arbeláez está de acuerdo en que la legalización permite la disminución del consumo por los estrictos controles para el acceso, en este caso, es el Departamento de Rentas de Colorado el encargado de monitorear la distribución a través de cámaras de video, teniendo en cuenta que está prohibida la venta de cannabis a personas menores de 21 años y la salida de la mercancía del Estado.

“Esto se trata de una inversión social, estamos cambiando el paradigma de la lucha contra las drogas”, concluyó Norton Arbeláez.

Fuente: El Espectador.

Comparte en tus redes...